Publicamos esta entrada en recuerdo de Mikel Unzueta Portilla, arqueólogo técnico del Servicio de Patrimonio Cultural de la Diputación Foral de Bizkaia durante 30 años, fallecido el 28 de mayo de 2020. Incluimos dos textos: 1) uno escrito por J.C. López Quintana (Tana), miembro de AGIRI Arkeologia Elkartea; y 2) el segundo, una poesía en euskera de X. Arana Eiguren, miembro de Urdaibaiko Galtzagorriak y ex-Director/Conservador de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. La versión en castellano de esta poesía es obra del mismo autor.

Queremos también anunciar que las XXV Jornadas de Arqueología de Urdaibai, a celebrar en Gernika-Lumo en 2021, serán dedicadas a la memoria de Mikel Unzueta Portilla. A través de varias conferencias y una visita guiada, haremos un repaso a la aportación de Mikel en el estudio, conservación y difusión del Patrimonio Cultural Arqueológico de Urdaibai.


A Mikel Unzueta, amigo y maestro en Arqueología

Hace más de cuatro meses que no me suena un largo número de teléfono que terminaba en -6957. Un teléfono que sonaba con regularidad, por la mañana o por la tarde, y que, generalmente, nos traía proyectos, ilusiones y conversaciones varias. Pero también un teléfono por el que circulaba una relación de amistad. Mikel no era un arqueólogo con el que siempre hablabas de Arqueología. Durante las jornadas de inspección, visitas de campo, etc., había espacio para hablar de algunas aficiones y gustos que compartíamos: la naturaleza en su sentido más amplio (a él le apasionaba la botánica), los quehaceres de la huerta, sus mascotas, el litoral y las playas,…

Mikel nos dejó el 28 de mayo de 2020, ante una inesperada enfermedad. No dejo de pensar lo terrible que tiene que ser dejar tu vida, tu familia y tus amig@s, en un momento que no corresponde, en un momento en que te sientes bien y que tienes todavía muchas cosas que hacer y aportar. Conocí a Mikel Unzueta en el verano de 1982, antes de comenzar el Curso de Orientación Universitaria (COU). Quería estudiar Prehistoria/Arqueología y me presenté en la recién abierta excavación del asentamiento romano de Forua, que dirigían unos jovencísimos Ana Martínez Salcedo, Mikel Unzueta y Enrique Alkorta. Al día siguiente, me invitaron a participar en un sondeo junto al antiguo pozo del Convento de los Franciscanos. Dos años después, acudí nuevamente donde ellos, en plena campaña de prospección en la ermita de San Cristóbal de Forua. Esta vez para proponerles hacer unas Jornadas de Arqueología de Busturialdea en el Kultur Etxe de Gernika. Las Jornadas, en las que participaron Mikel y Ana, junto a otros arqueólogos vizcaínos, se celebraron entre los días 1 y 4 de enero de 1986. Y, tras terminar la carrera, mis primeros trabajos arqueológicos remunerados los hice con Ana y Mikel, en los yacimientos de Buradón, Berreaga, Forua y Kosnoaga.

En 1990, presenté al entonces Servicio de Patrimonio Histórico de la Diputación Foral de Bizkaia mi primer proyecto para hacer una campaña de sondeos estratigráficos en el entorno de Bizkaigane (Errigoiti). Él fue quien me animó y me ayudó a confeccionarlo y presentarlo. Y, desde entonces, durante 30 años, ha creído y confiado en nosotros, y nos ha orientado en el camino de la Arqueología como profesión. Nunca olvidaremos su invitación a elaborar un proyecto para la revisión y actualización del depósito arqueológico de la cueva de Santimamiñe, donde, finalmente, invertimos 25 meses de trabajo de campo entre los años 2004 y 2014. En este sentido, Bizkaia cuenta con una línea ejemplar de revisión y puesta al día de yacimientos antiguos, concebida y diseñada por Mikel Unzueta, y promovida desde el Servicio de Patrimonio Cultural de la Diputación Foral de Bizkaia: citamos, entre otras, las cuevas de Kobeaga II, Axlor, Venta Laperra, Santimamiñe, El Polvorín, Balzola, Bolinkoba, Goikolau, Atxurra, Abittaga, Getaleuta, Arenaza I, Silibranka,…

Mikel fue un gran maestro, del que aprendí mucho, sobre todo en lo referente a la gestión integral del Patrimonio Arqueológico. La investigación debía acompañarse siempre de programas de conservación y difusión, tanto en el ámbito científico como entre la población local. Son incontables las jornadas, ciclos y charlas que Mikel promovió por todo el territorio de Bizkaia. Justo en el momento de dejarnos, se encontraba coordinando una monografía derivada del ciclo de conferencias “100 años de investigaciones arqueológicas en Bizkaia” (del 4 al 7 de febrero de 2019), una puesta al día de la aportación de la Arqueología al conocimiento histórico del territorio de Bizkaia. Una cosa que he apreciado profundamente en él, es la importancia que daba al método estratigráfico, tanto en sus trabajos de campo como en las inspecciones y evaluaciones de los programas de investigación que regulaba el Servicio de Patrimonio Cultural en el que trabajaba; tanto en los depósitos de época prehistórica como en los yacimientos históricos. ¡¡Cuántas preguntas y sugerencias cabales nos planteó durante la excavación del relleno estratigráfico de Santimamiñe!!

Prácticamente a diario, paso por Forua, y desde el balcón de nuestra casa se divisa el monte Ereñozar, donde está la cueva de Santimamiñe. Y me siento muy triste, no lo puedo evitar. Mikel me ha dejado un vacío enorme, un vacío que afecta a la esfera de lo profesional y también de lo personal. Se ha ido alguien muy importante para mí.

 

Eskerrik asko, Mikel,
gure oroimenean bizirik zagoz

Gracias por todo, Mikel,
permaneces vivo en nuestro recuerdo

Fdo.: Juan Carlos López Quintana (Tana)
AGIRI Arkeologia Elkartea

 


 

A MIKEL UNZUETA PORTILLA, CON AGRADECIMIENTO

El poblado de Arrola tiene robustos sus muros,
y sobre ellos te muestras, confiado, mirándonos.

La calzada de Arrazola, Finaga, el Puente de los Gentiles, los dólmenes del Gorbea,
¿dónde no has estado inmerso?

Urdaibai es una cuenca,
y aquí están valorizados Forua, Tribisburu, Santimamiñe, Gastiburu.

Estarás orgulloso Mikel,
San Miguel de Ereñozar te lo agradece.

Cantera eres, y como estás ahí, fértil,
serás fuente de inspiración en Busturialdea y Bizkaia.

La piedra gira, la muela está en marcha,
en la cultura, la historia, la arqueología, en el yacimiento.

Ahora estás en tu mundo mágico Romano,
yace tranquilo con los tuyos.

Mikel recibe un tierno abrazo, y hasta luego.

 

Xabier Arana Eiguren

En Busturialdea-Urdaibai, mayo de 2020.